Languages Englishrussian/русскийespañol Social FacebookTwitterico yInstagram

La miel italiana un patrimonio de variedad con carácter distintivo

En Italia no hay una sola miel: hay 30 variedades de mieles monoflorales y una infinidad de multiflorales, cada una inextricablemente ligada a la región de origen. La miel tiene una naturaleza doble, un poco de naturaleza animal y un poco del mundo vegetal.

De hecho, es producida por las abejas, pero este no es uno de sus secretos: para crearla estas recogen los néctares de las plantas, agregando enzimas digestivas especiales, ¿haciendo?evaporar el exceso de agua y almacenándola en las células del panal del “superorganismo” de la colmena.

Por esta razón, el ambiente en el que viven las abejas, la vegetación, las flores
que florecen, el tiempo y la calidad de la superficie, conducen a la producción de una miel siempre única, que incorpora todas las características y las influencias del lugar en el que se hizo. El papel de las abejas es fundamental para llegar al producto final, pero los ingredientes principales son vegetales: el néctar y la mielada. Al igual que con cualquier preparación, los ingredientes de partida son determinantes y diversifican el resultado del producto final: las mieles tienen infinitas y evidentes diferencias en relación con el diferente origen botánico de los néctares.

Familiarizarse con este mundo y devenir expertos de la miel es un viaje único y emocionante en el sabor, lleno de satisfacciones para quien tiene la curiosidad de empezarlo. De hecho, como es el caso de los vinos o de los quesos, tambien para las mieles el plural es un deber.

La miel monofloral 

La miel multifloral 

La miel en la cocina 

0
0
0
s2sdefault